Verónica Durán y sus manos de ángel en Vicuña

Sus clientes dicen que tiene manos de ángel cuando les realiza los masajes en el cuerpo y por eso la prefieren, incluso vienen de otras ciudades del país para que sean atendidas por esta mujer que, a pesar de su discapacidad visual, irradia toda su gracia a través de sus manos en cada masaje. Se trata de Verónica Durán Rojas, y esta es su historia.

Nació en un pueblo cercano a Vicuña, Villaseca, donde vivió una infancia rodeada del amor y el cuidado de su madre ya que a los pocos años se le diagnosticó una capacidad visual de sólo un 5%. Posteriormente su familia se radicó en Vicuña, donde su madre, Lucila Rojas Sasso, comenzó a padecer ciertos dolores y ese fue la circunstancia bendita que permitió que Verónica descubriera su talento para los masajes. “Fue a raíz de los problemas de salud que tuvo mi madre que aprendí a realizar masajes y descubrí que tenía un don especial para ello ya que mi madre se aliviaba grandemente. Entonces decidí capacitarme en este oficio y por medio del FOSIS obtuve mi certificado de masoterapeuta. Allí comencé a darle forma a mi oficio que me ha permitido ganarme la vida. Primero me instalé en la Plaza de Armas de Vicuña y luego a la Galería Artesanal Gabriela Mistral, donde en la actualidad ofrezco mis servicios”, explica.

Indica que la época más fructífera es sin dudas el verano, las vacaciones de invierno y los fines de semana largo. Es en estas fechas que recibe turistas que la buscan por segunda, tercera o cuarta vez. “Muchos de ellos vuelven cada verano o durante otra fecha del año para solicitar mi servicio de masajes. Yo les pregunto por qué vuelve si en sus ciudades deben haber masajistas mejores que yo; y me responden que no han encontrado personas que les haga los masajes como yo los hago, y que tengo manos de ángel. Así me lo dijo un cliente de Viña del Mar. Muchos mis clientes buscan el masaje para relajarse y desestresarse; y otros para aliviarse deciertas dolencias, como fibriomialgia, artrosis, esclerosis múltiple, tendinitis, lumbago, problemas a la columna, etc.”, señala.

Para los masajes utiliza aceites preparados por ella misma en base a aceite de oliva y hierbas medicinales orgánicas. Por ejemplo, el aceire de Jarilla lo usa en los masajes para dolores reumáticos; el aceite de romero, como relajante y antiinflamatorio; y el aceite de canel, para las contracturas musculares. Los masajes los lleva a cabo ya sea sobre una camilla o una silla especial para ello, dependiendo del tipo de masaje que desea realizarse el cliente. También atiende a domicilio en casos de clientes que tienen problemas para desplazarse o a turistas que desean un masaje en su lugar de descanso, como hotel, hostal o cabañas.

Los valores de sus masajes se han mantenido desde que comenzó con este oficio: $4.000, el masaje express que dura 15 minutos; $8.000, el masaje relajante o descontracturante de medio cuerpo que dura 30 minutos; $15.000, el masaje de cuerpo completo que dura una hora. “Los turistas encuentran muy módicos los valores porque en otras ciudades el masaje relajante de medio cuerpo vale $15.000 y el masaje de cuerpo completo cuesta $25.000. El masaje más solicitado es el express porque muchos vienen acompañados con familiares y usan mis servicios dos, tres o cuatro personas en forma consecutiva. He mantenido estos precios porque la idea de mi emprendimiento es que las personas tengan acceso a los masajes para conseguir un relax o aliviar sus molestias”, afirma Verónica.

Junto con los masajes, esta mujer emprendedora y esforzada ofrece una gran variedad de hierbas que ella misma recolecta en los cerros o huertos de familiares; desde el aromático Té de Burro hasta el conocido Romero. “El masaje va de la mano con la salud y con las hierbas naturales. Por ejemplo, un masaje relajante se puede combinar con una infusión de romero porque alivia en casos de tensión nerviosa; como también lo es la Melissa. El masaje por alguna dolencia puede ser combinado con una infusión de Altamisa, que alivia los dolores reumáticos. También se venden muchos las hierbas que sriven para aliviar molestias estomacales, como el Bailahuén. La idea es ofrecer al turista un buen masaje y unas hierbas medicinales para su tipo de dolencia, como un complemento para obtener una buena salud”, expresa Verónica Durán.

       



Diarios Comunales

Red de Diarios Comunales, presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, informando sobre noticias locales en cada una de ellas.