La historia del conductor de ambulancias de Vicuña más antiguo de la región

A las 20:00 horas del día martes 13 de febrero recién pasado, Juan Carlos Madariaga Rojas marcaba por última vez el controlador de horas en el servicio de urgencias del Hospital San Juan de Dios de la ciudad de Vicuña, luego de haber desempeñado sus labores durante cuarenta años, siendo el conductor de ambulancias con más años de servicio en la Región de Coquimbo.

Juan Carlos fue uno de los pocos funcionarios hospitalarios que irradiaba hasta por los poros su vocación de servicio público, llegando a ser más que un conductor sino un asistente social y un amigo de la comunidad. Y le valió ganarse el cariño y el respeto de toda la comunidad elquina que se vio reflejado en las casi cinco mil reproducciones del video que nuestro corresponsal plasmó sobre sus últimos minutos de trabajo y en los cientos de comentarios positivos que generó de muchos elquinos que valoraron su labor y expresaron su gratitud.

Sus comienzos en el nosocomio vicuñense fueron muy especiales. Llegó en los añlos ´70 a la ciudad de Vicuña a visitar a su abuelo que era elquino y se enfermó de tifus, quedando internado casi un mes en el hospital local, sin imaginar que sería luego un funcionario de éste durante cuatro décadas. Mientras estuvo enfermo se hizo amigo de los doctores León y Schilling, quienes le ofrecieron trabajar para el hospital ya que estaba recién egresado de agente comercial. Y así comenzó a laborar en este recinto como conductor cuando en esos años las ambulancias sólo contaban con una camilla básica y pesada. “Con pocos elementos hacíamos la cosas bien; y ahora dejo el servicio de movilización en un muy bien pien, con ambulancias muy modernas que están  bien equipadas. Cosas que Vicuña nunca había tenido”, indicó.

Sin embargo su labor fue más allá y se convirtió en un importante nexo entre la comunidad y el hospital, desarrollando una labor social que le permitió apoyar a muchos enfermos postrados y a ciertas instituciones para que se implementaran con elementos de emergencias, como al Cuerpo de Bomberos de Paihuano. “Tuve siempre la suerte de tener directores del hospital que depositaron su confianza en mí y eso me permitió ayudar a mucha gente que necesitaban implementos en sus casas, como sillas de ruedas. Yo no lo hacía por mí, sino por dejar bien el nombre del hospital. Y ahora la gente está reconociendo esa labor”, señaló.

Confesó sentirse muy emocionado con todos los comentarios que los elquinos han efectuado por las redes sociales al enterarse de su alejamiento del hospital: “Antes en mi muro patrimonial en Facebook, cada vez que publicaba fotografías del recuerdo, la gente reventaba la página; pero ahora reventaron a mí con todos esos comentarios. Me emocionaron muchos los comentarios que hizo la gente, en especial el de una señora que era amiga de mi hijo y no sabía que yo era su padre y que hace doce años gracias a él (a mí) me salvé”, expresó.

Juan Carlos Madariaga Rojas hace varios años que se dedica al rescate patrimonial de la ciudad a través de fotografías antiguas en blanco y negro que ha recolectado en numerosos hogares vicuñenses, siendo expuestas en dos exposiciones y publicadas en su muro de Facebook. Esto le valió recibir el año pasado un reconocimiento del Municipio de Vicuña, durante el aniversario de la ciudad. Ahora está a punto de publicar su primer libro con varias de esas fotografías antiguas de muestran el pasado de la ciudad de Vicuña.

       



Diarios Comunales

Red de Diarios Comunales, presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, informando sobre noticias locales en cada una de ellas.