Connect with us

Comunales

Denuncian grave crisis de ambulancias en Hospital de Vicuña

Publicado

el

Una grave crisis se registra en el Hospital de Vicuña por la falta de ambulancias y deudas impagas de un municipio por prestación de servicios; crisis que venía ocurriendo desde el mes de marzo, pero que estalló este martes, cuando en el hospital no había ninguna ambulancia disponible para trasladar a una persona que presentó convulsiones en el terminal de buses.

El lunes el carro de rescate del Cuerpo de Bomberos tuvo que apoyar al hospital en un accidente de tránsito ocurrido en San Isidro. Ayer en la mañana los dirigentes de la FENATS a nivel regional se reunieron con los funcionarios del hospital vicuñense para analizar la delicada situación que enfrenta el recinto asistencial, llegada la tarde, en forma de protesta se colocaron banderas negras en el frontis del edificio.

Respecto a la crisis que vive el Hospital de Vicuña, la presidenta regional de la FENATS, Karina Espinoza, sostuvo que “la falta de ambulancias es un serio problema que enfrentan todos los hospitales de la región, ya que no existe cambio de móviles desde el año 2016 y dado el alto kilometraje que registran las ambulancias, muchas de ellas ya están en pésimas condiciones y con varias reparaciones a cuestas”.

Luego agregó que el gobierno regional se comprometió a invertir 1.500 millones de pesos entre el presente y el próximo año para adquirir nuevas ambulancias, pero se bajó el proyecto, “nosotros nos confiamos en esa promesa en base a un catastro que se hizo a nivel regional en que todos los hospitales están en la misma situación y con la pandemia las ambulancias tienen más recorrido que nunca. Se sobrepasó el límite de las necesidades”, afirmó añadiendo que “el lunes planteamos de nuevo el problema con el director del Servicio de Salud, sin saber que al día siguiente la situación estalló en Vicuña. Y ese mismo día a través del CORE, nos enteramos que el Intendente bajó el proyecto de compra de nuevas ambulancias. Es importante comunicar esto a la comunidad para que entienda que los funcionarios hospitalarios también somos parte de la comunidad y que esta crisis no es responsabilidad nuestra”.

Entre los dirigentes trascendió que el Consejo Regional habría preferido destinar los 1.500 millones de pesos para la compra de un resonador magnético para el Hospital de Coquimbo, en vez de adquirir nuevas ambulancias para los hospitales de la región.

Karina Espinoza indicó que se acudió a la presidenta del CORE, Adriana Peñafiel, quien intercedió ante la Secretaría Ministerial de Salud, a fin de que ésta arrendara una ambulancia para el Hospital de Vicuña, la cual arribó este miércoles y permanecerá hasta el viernes, esperando que se prolongue el arriendo o se consiga otra.

No obstante, “el inconveniente de este tipo de arriendo de ambulancias a empresas privadas es que incluye al conductor que muchas veces no conocen las calles y rincones de una comuna en la cual no viven; y el horario de funcionamiento es de 08 a 17 horas. Esta es una solución parche mientras se envía a reparar una de las ambulancias del hospital”, precisó Karina Espinoza.

Además, la dirigenta manifestó que gran parte del problema radica en el Decreto 33 que el Gobierno dictó el año pasado, prohibiendo la compra de móviles donde se incluyó a las ambulancias. “En medio de una pandemia mundial necesitamos las ambulancias. Y el gobierno incluyó a las ambulancias en la letra chica cuando se refirió a los móviles. Acá existe sólo una ambulancia que está todo el día recorriendo desde Vicuña hacia La Serena o Coquimbo, pero no hay otra disponible para emergencias que ocurran en esta comuna, mientras la única ambulancia está en La Serena. Para apoyar al Hospital de Vicuña, se trató de conseguir  ambulancias a otros hospitales, pero fue imposible porque en ellos también existe un deficit de ambulancias. En este tiempo se necesitan más ambulancias porque han ocurrido muchos accidentes y eso se debe a que la gente tiene miedo de andar en locomoción colectiva y por lo tanto hay más vehículos circulando”, explicó.

Por otra parte, otro de los problemas que aqueja al Hospital de Vicuña son las deudas impagas, situación que la dirigenta de la FENATS reconoció que se debe aproximadamente 8 millones de pesos al taller donde se reparan las ambulancias; la cual, en principio era de 25 millones de pesos y que será asumida por el Servicio de Salud.

Otra deuda que afecta al Hospital de Vicuña, es la que tiene el Municipio de Paihuano con el recinto asistencial y que sobrepasa los cien millones de pesos. “Efectivamente la Municipalidad de Paihuano tiene una deuda con el Hospital de Vicuña, por la prestación de servicios, como exámenes de laboratorio, atención de pacientes y hasta medicamentos. Y esa deuda no se ha cancelado. No nos corresponde a nosotros, como funcionarios, el estar cobrando o haciéndolo público, sino que debe nacer de las mismas autoridades el cancelar las deudas y tener bien claras las cosas más en la crisis sanitaria que tenemos”, declaró Karina Espinoza.

Seguir leyendo
Comentarios
OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

Twitter

tarifas servel

Lo más leído