Connect with us

Comunales

En Vicuña siguen las molestias para acceder a la oficina del Registro Civil en segundo piso

Publicado

el

Continúan las molestias en los vecinos de la comuna de Vicuña por el difícil acceso a las oficinas del Registro Civil e Identificación, ubicadas en el segundo piso del Edificio Consistorial, especialmente para personas con capacidades diferentes (visuales y sicomotoras), enfermas y adultos mayores quienes tienen como única vía de acceso una escalera que no todos pueden subir y por ende deben recurrir a dos o tres personas más para que las suban hasta el segundo piso.

Esta situación se viene repitiendo una y otra vez desde que fue inaugurado el Edificio Consistorial (año 1975), provocando la indignación de los vecinos vicuñenses ante esta triste realidad que contrasta notablemente con las nuevas oficinas del mismo servicio en La Higuera y Carén que fueron inauguradas el año pasado, considerando que la comuna de Vicuña tiene una mayor cantidad de habitantes, una gran afluencia de visitas durante todo el año, ostenta una gran población senil y lleva varios años esperando nuevas dependencias para este servicio público.

La solución ideal es que las oficinas del Registro Civil se instalen en una propiedad cedida por Bienes Nacionales en la esquina de las calles Chacabuco e Infante, pero cuyo proyecto lleva dormido desde el 2014 cuando el 23 de ese año Bienes Nacionales entregó esa propiedad en concesión de uso gratuito al Servicio de Registro Civil e Identificación a fin de que allí se instalen las oficinas que actualmente funcionan en el Edificio Consistorial.

Han pasado cuatro años y no se observa ningún movimiento en tal sentido. Lo último que se supo es que el proyecto de remodelación de la propiedad se encuentra en la Dirección de Arquitectura, en Santiago, donde supuestamente se elabora el diseño.

Esta situación fue analizada en julio del año pasado por el Concejo Municipal, donde se acordó formar una Mesa de Trabajo con Bienes Nacionales y el Servicio de Registro Civil a fin de acelerar el proyecto de remodelación de la propiedad entregada en concesión y de buscar una alternativa rápida para reubicar las oficinas mientras a la espera de concretarse la reubicación definitiva.

Paralelamente algunos concejales solicitaron a diputados de la región que intervinieran en este caso y pidieran al Registro Civil y a la Dirección de Arquitectura que aceleraran el proyecto de remodelación de la propiedad concesionada por Bienes Nacionales. Al parecer ni la Mesa de Trabajo ni las gestiones con los parlamentarios dieron frutos porque la antigua casona, que por décadas usó la Dirección de Vialidad, sigue abandonada y los vecinos de Vicuña continúan sufriendo por acceder al segundo piso de las oficinas del Registro Civil e Identificación, el cual se presume que debería cumplir con las normas legales contempladas en la Ley 20.422 la cual garantiza el acceso universal de los ciudadanos a los servicios públicos.

Sin embargo, y viendo que no hay señales de ejecución del proyecto de remodelación de la propiedad cedida al Registro Civil ni muestras de cambio a otras dependencias en espera del proyecto, es que la semana pasada el Concejo Municipal de Vicuña aprobó en forma unámine el gasto de 70 millones de pesos para la adquisición e instalación de un ascensor con capacidad para 8 personas. Además, se contempla la construcción de una pasarela para la conección entre el ala poniente y el ala oriente del Edificio Consistorial. Algunos concejales indicaron que este proyecto estaría ejecutado antes del 30 de marzo del próximo año.

La noticia fue muy bien recibida por la comunidad, que algunos consideran tardía, pero que de todas maneras beneficiará a los vecinos que necesiten acceder a otras oficinas ubicadas en el segundo piso del Edificio Consistorial, como las del Departamento de Obras Municipales, Medio Ambiente, Alcaldía y otras.

Mientras se espera la instalación del ascensor y el traslado de las oficinas del Registro Civil a la propiedad cedida por Bienes Nacionales, los vecinos vicuñenses que presentan capacidades diferentes, enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, etc) o son adultos mayores, deben esperar en el primer piso para que los atiendan o que alguna persona de buena voluntad los pueda subir del brazo o en andas hasta el segundo piso, como sucedió días atrás una vez más en que una mujer adulto mayor fue subida en silla de ruedas por cuatro personas.

Seguir leyendo
Comentarios

Lo más leído