Connect with us

Comunales

Desarrollan proyecto piloto para tratar con energía solar las aguas residuales del proceso pisquero

Publicado

el

La Escuela de Prevención de Riesgos y Medios Ambiente de la Universidad Católica del Norte, la compañía pisquera Capel y la plataforma Solar de Almería de España, están ejecutando esta iniciativa desde el año 2018 y que hoy ya se encuentra en su etapa de pilotaje.

En el marco del estudio se realizaron investigaciones científicas para la depuración de aguas residuales provenientes de la industria pisquera, tales como la vinaza del pisco y jugos de uva, por medio del uso de energía solar como fuente de radiación UV, así como el diseño y desarrollo de fotorreactores solares para la depuración de estos riles.

Además, las muestras consideraron el estudio del uso de la vinaza como humectante de procesos de compostaje y el estudio del uso de polifenoles presentes en la vinaza del pisco como agentes catalizadores de procesos de depuración de otras aguas residuales.

Rodrigo Poblete Chávez, académico de la Escuela de Prevención de Riesgos y Medio Ambiente y director del Magíster de Gestión Ambiental de esta casa de estudios explica que los resultados obtenidos han sido muy positivos y sientan las bases para futuros estudios que continúen los ya desarrollados.

Agrega que, “durante este periodo se ha tenido una grata relación y una colaboración estrecha con Capel, específicamente con el área de Medioambiente, en la cual la empresa ha mostrado mucho interés en desarrollar investigación de vanguardia”.

Y es que este proyecto conjunto denominado “Evaluación del tratamiento de Riles del proceso productivo de Capel mediante de fotocatálisis homogénea”, permite descontaminar aguas residuales utilizando radiación solar como fuente de luz UV. Esto, desde el punto de vista ambiental, “permite eliminar la materia orgánica de aguas residuales industriales, lo cual mejora la calidad ambiental de este residuo con un costo energético reducido ya que se utilizan energías renovables”, explica Poblete.

Uno de los aspectos más relevantes es que podría ser aplicable a otras plantas pisqueras de Atacama y Coquimbo, “es aplicable a toda la industria de los alcoholes, incluyendo vino, cerveza y otros”, agrega el académico de la UCN.

Una alianza fundamental

Por su parte Marcos Valdivia Sarmiento Jefe de Medio Ambiente de la Cooperativa CAPEL, destaca que esta innovación junto con contribuir al medio ambiente, a su vez, implica un ahorro para la empresa. “Está en proceso avaluación ya que se tiene que escalar a un sistema industrial. Gracias a que este sistema utiliza energía solar, los ahorros vendrían en bajar los costos de energía e insumos químicos”.

Desde el punto de vista ambiental, Marcos Valdivia es claro en señalar que “gracias al uso de energía renovable como la energía solar y a la obtención de agua tratada, la que potencialmente podría utilizarse para riego, el proyecto cobra especial relevancia en una zona de escasez hídrica, y el contexto de seguía que actualmente enfrenta la Región de Coquimbo”.

Valdivia destaca que la empresa Capel “está en la búsqueda constante de tecnologías sustentables con una alta tasa de remoción de carga orgánica y tiempos de residencias hidráulicos cortos, que potencialmente se pudieran aplicar al tratamiento de sus residuos líquidos”, lo que sin duda es un aporte al medio ambiente y una reducción de los costos en la empresa.

Para el representante de la empresa, “las alianzas entra la academia y la empresas son fundamentales en los procesos de investigación y pilotaje de tecnologías sustentables que permitan la utilización de energías renovables”, afirma.

Así también lo destaca el Director Regional de Corfo Coquimbo Gregorio Rodríguez Jaure, “la industria pisquera que durante el mes de mayo conmemoró 90 años de su Denominación de Origen, reúne a más de 2800 productores en las regiones de Atacama y Coquimbo, la mayoría de ellos micro y pequeños; por eso es un rol fundamental del estado generar las alianzas que permitan introducir innovación en los procesos, mejoras para reducir el impacto ambiental y reducción de costos; esto de la mano de la incorporación de tecnologías, pero también gracias a la vinculación de las empresas con las principales casas de estudios de la región, todo eso con el apoyo de las instituciones de gobierno, en este caso de Corfo”.

Seguir leyendo
Comentarios

Lo más leído