Connect with us

Comunales

Herminia Dolores Pinto Alcayaga: Una de las primeras alcaldesas de Vicuña

Publicado

el

Este viernes 31 de mayo se cumplen 33 años de la partida a la eternidad de una de las grandes personalidades de la Comuna de Vicuña y del Valle de Equi: Herminia de Dolores Pinto Alcayaga, más conocida como “Lolito” la primera alcaldesa de Chile y principal gestora de la Ruta Internacional por el Paso Agua Negra, a fin de unir la Región de Coquimbo con la Provincia de San Juan, Argentina.

Nació en Peralillo, cerca de Vicuña, el 28 de enero de 1895. Descendía, por línea materna, de Miguel Lamata Bernal, uno de los fundadores de Peralillo, quien llegó de Zaragoza, después de participar en la Batalla de Bailén y luego en Chile peleó en la Batalla de Maipú. Doña Herminia estaba emparentada en San Juan, Argentina, con algunas personalidades intelectuales como Carmen Peñaloza, Doctora en Filosofía y ex Directora de la Escuela Normal de San Juan. Además estaba emparentada con Lucila Godoy Alcayaga.

En 1938, como Alcaldesa de Vicuña, siendo la primera mujer en ocupar este cargo en Chile, a doña Herminia de Dolores o Lolito, tuvo el privilegio de recibir a Gabriela Mistral quien no visitaba el Valle de Elqui hacía 13 años. Durante su corto periodo edilicio se preocupó del aseo, ornato y las deficiencias de la ciudad y sectores aledaños, recorriéndolos en el camión municipal, al lado del chofer.

El 30 de abril de 1939 convocó a un Cabildo Abierto en la ciudad de Vicuña con el objetivo de debatir ideas con las autoridades, vecinos y la prensa, a fin de solicitar al Supremo Gobierno que el Camino Internacional se construyera por el Paso Agua Negra. Presidió el Cabildo junto al Diputado Hugo Zepeda Barrios, el Intendente Isaac de Marchena, el Gobernador de Coquimbo Augusto Larraguibel, el Gobernador de Elqui Eduardo Abott y los Alcaldes de Coquimbo y Paihuano.

Luego de un intenso debate se redactó un documento que fue entregado al Gobernador de Elqui, quien a su vez lo hizo llegar al Presidente de la República Pedro Aguirre Cerda. El texto de dicho documento señala:

“Considerando: 1º Que la comisión de ingenieros nombrada en 1934 ya ha hecho el estudio, estacado y presupuestos correspondientes para la construcción del Camino Internacional por el Paso de Agua Negra, en el Departamento de Elqui. 2º Que aún se encuentran en el Embalse de La Laguna, punto inicial del camino hacia la cordillera, herramientas y maquinarias que pueden utilizarse en la obra. 3º Que al efectuarse este camino, embebería a la masa cesante de los obreros y aliviaría la gran crisis que por diversos motivos azota hoy al Valle de Elqui. El Comicio acuerda: A) Pedir respetuosamente a Vuestra Excelencia la construcción del camino internacional por Agua Negra, con lo cual se daría cumplimiento al tratado comercial celebrado entre Chile y Argentina, donde se incluyó este trazado, y B) Que se incluya en el plan de fomento los fondos necesarios para la construcción de este camino e iniciar la obra en la temporada del año en curso, ya que, aparte del beneficio que se recibe con el tráfico internacional, se alienta la vasta zona minera del trayecto. Finalmente se acordó designar el Comité de Trabajos Pro-Camino Internacional para que ponga estas conclusiones en manos del señor Gobernador, firmándolas, y que se tenga como aspiración de los deliberantes.” El documento es firmado por la directiva del Comité: Emilio Estay, presidente; Luis Amenábar, secretario; Dolores Pinto, vice-presidenta; y los directores Orozimbo Álvarez, Julio Miranda y Orlando Rivera.

Pasaron 26 años desde aquel Cabildo Abierto de 1939 para que al fin el 1º de marzo de 1965 el Camino Internacional por el Paso Agua Negra fuera inaugurado y abierto al tránsito, bajo la presidencia de Eduardo Frei Montalva. Desde entonces el tránsito de personas y de mercancías aumentó notablemente. Por ejemplo, entre los meses de enero y mayo de  1971, se internaron 18.000 cabezas de ganado vacuno. A su vez, los camiones argentinos regresaban al país hermano con varias toneladas de nuestras maderas.

Con la apertura del camino internacional se intensificó el intercambio cultural, el turismo bilaterial, el comercio a pequeña y gran escala, se estableció la práctica del automovilismo con las carreras de autos e incluso, gracias a este camino, se logró crear la Primera Feria Internacional de Peñuelas, donde sanjuaninos y coquimbanos expusieron y ofrecieron sus productos. Antes de la apertura del camino internacional un viaje entre Huanta y Rodeo, demoraba varios días con el relevo de mulas; pero desde 1965 el viaje sólo demora cinco horas.

Herminia de Dolores era una mujer de tez blanca, de ojos azules, alegre, amante de los gatos, muy sociable y culta. Gustaba de las largas conversaciones sobre diferentes temas y por ello visitaba a sus amistades en Peralillo y Vicuña, entre ellos a don Jorge Olivares Véliz y esposa, con quienes gustaba tomar onces donde no podían estar ausentes las sardinas en conserva que tanto apetecía. Y entre los temas siempre hablaba del Camino Internacional y sus aspectos más curiosos, como las veces que ella recorrió el camino tropero, antes de 1939, a lomo de mula para interiorizarse de su estado y luego de inaugurado en 1965 para visitar a sus parientes lejanos en San Juan, Argentina.

En el año 1975 Herminia de Dolores Pinto Alcayaga fue declarada Hija Ilustre de Vicuña por la Ilustre Municipalidad, en reconocimiento a su gestión para la construcción del Camino Internacional. Falleció el 31 de mayo de 1986, a la edad de 91 años, en su casa ubicada en calle Chacabuo 237, en el centro de la ciudad de Vicuña, donde actualmente funciona un restaurante; y sus restos mortales descansan en el cementerio municipal de Vicuña. La calle principal de la Población Joaquín Vicuña Larraín, es lo único que la recuerda en la Comuna de Vicuña. Su legado bien merece ocupar un sitial en el futuro Túnel Agua Negra, tener un monumento o quizás llevar el nombre de alguna plaza o población.

Seguir leyendo
Comentarios

Lo más leído