Connect with us

Columnas de opinión

Ideas para la Nueva Constitución Política de Chile (I parte)

Publicado

el

“La riqueza más grande de la Democracia es que sea creíble. La ignorancia es la semilla de todo mal”, como dijo Platón. La Nueva Constitución Política de Chile debe ser la base para la formación de la Unión de Países Hispanoamericanos, y ser la base de distintas leyes orgánicas constitucionales, democráticas y dignas que nos protejan. La igualdad política hace la igualdad social del bien común. En política hay que practicar más que predicar y como dijo el Padre Raúl Pinto Argandoña, del Valle de Elqui, “no se puede predicar a estómagos vacíos”.

Soy demócrata y no pertenezco a ninguno de los 39 partidos políticos que actualmente existen en Chile (25 inscritos en el Servicio Electoral, 7 en trámite y 7 en formación). Todos son discriminativos, no son de unidad nacional, amparados por las leyes 18.603 y 20.915. El único partido político con características de unidad, fue el antiguo Partido Radical (tenía un símbolo con los colores patrios en su escudo). Nacido en la cuidad de Copiapó, en 1863, llegó a ejercer la Presidencia de la Republica,  y gobernó entre los años 1938 al 1952; y su planificación nacional cambió radicalmente la economía del país, lo industrializó con grandes empresas estatales, como Huachipato, Paipote, Enap, Endesa, Corfo. Incorporó la posesión Antártica Chilena, anexó las 200 millas marítimas a nuestras costas, trazó y empezó a construir la carretera panamericana, incorporó el derecho a voto a la mujer y el voto universal en asuntos públicos. ¿Ahora, cómo hacer un cambio radical para la nueva constitución, o carta magna, para este siglo, dejando atrás, otras como las de los años 1833, 1925, 1980 y 2005 y recogiendo de estas lo mejor de ellas?

La verdad es que dimos un gran salto adelante en América Latina, progresamos como nunca en el país; pero el estallido social de 2019 nos mostró las debilidades de la Política Social de Mercado, también llamado Neoliberal. Primero está el dinero y después el ser humano. Y fue así como se fue acentuando un sistema económico  que nos separó por niveles de ingresos. El Estado con subsidio tapaba los hoyos, los gobiernos de turno no visualizaban lo que pasaba, las fiscalizaciones no funcionaban. Fue así como aparecieron los oligopolios (ponerse de acuerdo en los precios y parcelación del mercado), en las farmacias, en los pollos, en el papel higiénico, etc. Había que hacerse rico a como de lugar. Fraudes, corrupción, lobby (financiamiento a políticos para que votaran a favor de los intereses de algunos empresarios), reajuste salarial absurdo, jubilación asistencial de hambre, jubilación baja por AFP, trabajar a honorarios y a contrata. Algunos empresarios declaraban y no pagaban la Previsión de sus empleados, pequeños comerciantes ganando el día a día con productos de venta China, o frutas y verduras. Los temporeros con la mitad de sus ingresos por la llegada de migrantes. Con la enseñanza convertida en un negocio, con la quiebra de Institutos y algunas Universidades con profesores pisoteados en su dignidad.

Pero también el sistema nos dió un gran potencial humano. Millones de técnicos y profesionales, con Universidades e Institutos a largo del país. Grandes autopistas, carreteras con 500 caminos asfaltados, avanzados sistemas computacionales, apertura comercial de libre mercado con muchos de países, se construyeron grandes empresas privadas (pesqueras, forestales, mineras, eléctricas, agropecuarias, turísticas etc), hay millones de vehículos transitando. El progreso ha sido transversal y ello se ve en los pequeños pueblos, con sus calles pavimentadas, agua potable, luz eléctrica, alcantarillado y mucho comercio. Las Municipalidades y los Core han tenido un gran despliegue en el apoyo económico a obras civiles, a agrupaciones sociales, a establecimientos de salud, educacionales y desarrollo de iniciativas económicas, etc. La pobreza en el país se redujo al 15 %. Somos ahora un país de emprendedores. Los niños a esa edad saben de precios de mercado.

Pero, primero el estallido social y después el Coronavirus venido de China, han dejado el país paralizado económicamente. Ahora, ¿Cómo reorganizar el país con una nueva Constitución Política? Somos 20 millones de chilenos y chilenas. Tenemos que tener los mismos derechos, deberes y obligaciones: El derecho a nacer y vivir en paz y ser protegido, el derecho a la alimentación, el derecho a la salud, el derecho a la educación, el derecho a la vivienda, el derecho de participar del desarrollo del mercado y su innovación, el derecho a la cultura, el derecho a conservar nuestras raíces étnicas, el derecho a tener nuestra patria soberana, el derecho a que se nos reconozca como chileno y chilena en cualquier parte del mundo, el deber de respetar la vida y la honra de los chilenos y chilenas, el deber de respetar a nuestro padres, hijos (as) y protegerlos, el deber moral y ético hacia los demás, el deber de proteger el ecosistema. La obligación de dar la vida en defensa de nuestra Democracia y de nuestra Patria soberana.

Ahora, ¿De qué forma somos iguales todos los chilenos y chilenas? Creo firmemente que la única base común, democráticamente, para todos los chilenos y chilenas es la del Ciudadano Soberano y Ciudadana Soberana. Ellos deben ser nuestro objetivo constituyente. De este común denominador nacerán, de sus necesidades, el 100% de las leyes democráticas y normativas para ordenar la casa democrática, nuestro Chile. La formación del Ciudadano Soberano y Ciudadana Soberana estaría en nuestra familia, en su entorno y principalmente en sus profesores. Tenemos que recuperar los cimientos, las enseñanzas morales y éticas que nos entregaban nuestros profesores de antaño que eran respetados y queridos por sus alumnos y en los que confiamos nuestro porvenir, nuestro guía, quienes a través de sus enseñanzas cívicas, filosóficas, culturales y de valores patrios “formaban a la persona”.

Ahora, con la nueva Constitución Política, deben existir normas para que la educación de este periodo, desde la niñez hasta el joven adulto, se  complete a los 18 años y así la persona entre a la segunda etapa de su vida para convertirse en un Ciudadano Soberano y una Ciudadana Soberana. Esta etapa de la formación de la “persona” es básica para la conservación de la Democracia. Entonces hay “dejar tranquilos a los jóvenes”. Como dijo Michelle Bachelet en una oportunidad “Dejen tranquilos a mis hijos.” Ya después de los 18 años, serán mayores y sabrán el camino que elijan. La persona, ahora convertida según la ley en un Ciudadano Soberano y una Ciudadana Soberana, el Estado le consultará si estudia o trabaja, o si tiene un impedimento físico o psíquico; ahora sino estudia, ni trabaja, deben realizar el servicio militar técnico obligatorio.

A continuación hay una serie de temas que deberían ser analizados por la comisiones consultivas que habrá en el país, incluyendo siempre a la mujer que mira y ve en forma diferente los problemas; conclusiones democráticas que deberían ser incorporadas a la nueva Constitución Política, siempre teniendo en cuenta nuestra base común, que es el Ciudadano Soberano y la Ciudadana Soberana. Estos temas deberían ser: La madre naturaleza o Pacha Mama, la Familia, la solidaridad, el narcotráfico, los pueblos originarios, la cultura, las costumbres, las pandemias, los migrantes, los ataques cibernéticos (hackers) y drones, los sistemas computacionales, el G-5 adquirido a países democráticos, subsidios a los chilenos y chilenas que viven en las fronteras, islas, caletas, desiertos; subir el IVA del 19% al 20% de manera que el 1% sea exclusivamente para apoyar las jubilaciones de todos los chilenos y chilenas, y también a los discapacitados física y psíquicamente en su edad al nacer; hogares de acogidas y poblaciones para adultos mayores, turismo para el adulto mayor, apoyo a las agrupaciones sociales, repoblamiento en Aysén y Magallanes, ampliar pueblos altiplánicos para los descendientes y su  familias y así propender su formación turística; colonizar la Antártica Chilena, prohibición de las parcelas de agrado en zonas agrícolas, prohibición a la plantación de pinos, eucaliptus y acacias en las ciudades y pueblos y cerca de los esteros y ríos; y plantación de bosques nativos que alimentan con agua a estos cursos de agua. Además, terminar la carretera austral hasta Puerto Williams, con 100 mts de anchura; construir más carreteras paralelas en la costa y pre-cordillera y caminos trasversales. Que CORFO forme de nuevo ENDESA CHILE para aprovechar la carretera y traer energía desde Aysén a todo Chile, y así los hogares no usen más leña, gas y parafina; y así impedir que las empresas eléctricas particulares se aprovechen de la carretera y traigan ellos la electricidad.

Respecto de la contaminación se establezca que los sectores industriales de Quilicura, Lampa, Colina y Pudahuel, no descarguen en la tierra sus desechos contaminantes, sino que los procecen. Con ello se impedirá contagiar el lago subterráneo existente que abastece de agua a la Comuna de Maipú. Lo mismo para todo barrio industrial de Chile que no tenga alcantarillado. Impedir los gases contaminantes en Quinteros, Antofagasta y otras ciudades, considerando que en Chile los vientos vienen de la costa y del Sur.

Respecto de la pesca se establezca que los pescadores artesanales de Chiloé, Aysén (Islas de Las Guaitecas y otras islas), sean organizados para cultivar salmones para abastecer la población de Chile. Que se respete las zonas de pesca marítima para pescadores artesanales, según determinen ellos mismos, según la geografía de país y que se fijen unas millas después de esta zona como neutras, y recién los pescadores industriales puedan pescar para elaborar harina de pescado, pero sin usar redes de arrastre. Que se dicten leyes especiales de desarrollo para los puertos de Coquimbo, Valparaíso y San Antonio, los cuales no tienen  empresas de desarrollo, impedidas por sectores antidemocráticos y anticapitalistas.

En cuanto a la agricultura, que se apoye a los chacareros, se declare Zonas Hortaliceras a muchas zonas agrícolas del país y se construyan decenas de tranques y embalses en todo Chile para asegurar agua para el regadío y para el consumo humano. En relación a la mineria, que se declare Santuario de la Naturaleza a muchas zonas cordilleranas y costeras para impedir la explotación minera; y que las grandes empresas mineras extraigan el agua que necesitan desde el mar.

Para mantener la paz y la seguridad del país y para impedir que la Democacria en Chile sea destruida, es necesario que se impidan las ideologías antidemocráticas, muchas de ellas armadas, donde la base de ellas es religiosa, sectaria o fascista y en que el Ciudadano Soberano y la Ciudadana Soberana, no son su objetivo, sino intereses mezquinos y anarquistas.

Los ciudadanos y ciudadanas de todo el país podrán ver, desde este punto de vista, todos los problemas que los afectan en sus regiones y agregarlos a esta lista.

Seguir leyendo
Comentarios

Lo más leído