Connect with us

Regionales

La ingesta de legumbres de los chilenos se cuadruplicó durante la pandemia

Publicado

el

Según cifras del Ministerio de Agricultura, la venta de lentejas, porotos y garbanzos se cuadruplicó durante la pandemia. Entre las razones que cita el Ministerio está el precio, que ante el alza de las carnes hace de las legumbres -un alimento rico en proteínas- una excelente opción. El aumento de la conciencia de la salud alimentaria, así como la tendencia al veganismo o vegetarianismo son otras de las razones citadas.

Sin embargo, muchos de nosotros aún no consumimos lo suficiente, ya que según la Encuesta Nacional de Salud, sólo el 24% de la población chilena come las dos raciones recomendadas de legumbres a la semana.

En tiempos de pandemia es especialmente preocupante esta cifra, ya que los problemas asociados a una mala alimentación (obesidad, hipertensión, diabetes, etc) pueden afectar un sistema de salud ya debilitado por la pandemia e implicar riesgos de contagios para quienes tengan que asistir a un centro de salud.

Sin embargo, a pesar de estar infravalorados, aprovechar estos alimentos es sencillo. Según los encargados de Vg Burger (el primer local en Santiago en comercializar hamburguesas hechas a base de legumbres), este alimento no solo puede ser servido en sopas y guisos, sino que puede utilizarse para preparar mayonesa, e incluso es posible elaborar merengue con el agua de los garbanzos.

Quizás algo de creatividad en su cocción permita que su consumo pueda ser más habitual entre la mayoría de la población. Entre los veganos, las legumbres ya son un típico reemplazo de los alimentos de origen animal por su contenido proteico, demostrando así sus cualidades nutritivas y saludables.

Para lograr este consumo sostenido de legumbres en el hogar, podemos:

  1. Añadir garbanzos a los platos salteados y a las ensaladas: podemos utilizar garbanzos hechos en casa o echar mano a los que vienen listos para servir, ya que los procesos de preservación hoy día permiten que conserven sus nutrientes.
  • Comer hummus y zanahorias como snack: además de ser un snack saludable, llenador y bajo en calorías, es fácil de preparar y de trasladar.
  • Mantener los armarios o la nevera llenos de legumbres listas para las comidas de última hora: puedes conseguir lentejas, garbanzos o porotos secos o listos para servir y recibirlos directamente a domicilio a través PedidosYa Market.
  • Preparar sopas, guisos y estofados con legumbres: la opción más común, pero no por eso menos deliciosa, en especial durante los largos meses del invierno.

Seguir leyendo
Comentarios

Lo más leído