Connect with us

Comunales

Bomberos de Vicuña rinde homenaje a su único mártir que perdió la vida hace 69 años en Montegrande

Diarios Comunales

Publicado

el

La Primera Compañía “Gabriela Mistral” del Cuerpo de Bomberos de Vicuña, rindió homenaje a su mártir José Nabor Araya Zepeda con ocasión del sexagésimo noveno (69º) aniversario de su lamentable deceso ocurrido el 10 de junio de 1953 en Montegrande.

Tal homenaje se desarrolló en la noche del día viernes en las dependencias de un fundo agrícola ubicado a un costado de la plaza de Montegrande, comuna de Paihuano, donde José Nabor Araya perdió la vida.

La ceremonia fue presidida por el director de la Primera Compañía, Sergio Leiva Méndez; y contó con la presencia del Primer Comandante Diógenes Rojas Rodríguez; oficiales y voluntarios de la Primera Compañía, voluntarios de la Segunda, Tercera y Cuarta Compañía del Cuerpo de Bomberos de Vicuña y voluntarios de la Primera Compañía de Bomberos de Pisco Elqui. Además, estaban presentes el dueño y el administrador del predio agrícola, Cristian Cifuentes y Claudio Galaz, respectivamente.

La solemne ceremonia se inició con la formación de los voluntarios bomberiles presentes y continuó con la entonación del Himno Nacional y del Himno de Bomberos de Chile. Luego, el Capitán Rodrigo Ramos Parra, de la Primera Compañía “Gabriela Mistral”, dio lectura a una emotiva y detallada reseña del mártir José Nabor Araya Zepeda. Acto seguido el director de dicha Primera Compañía, Sergio Leiva, se refirió al acontecimiento registrado en ese lugar el 10 de junio de 1953 y al legado y el ejemplo que dejó el mártir a toda la institución bomberil. Enseguida la Primera Compañía y los representantes del predio agrícola depositaron ofrendas florales en el lugar donde cayó sin vida José Nabor Araya Zepeda. Tras un minuto de silencio en honor al mártir, se ofició un responso fúnebre a cargo del Diácono de la Parroquia de Vicuña, Juan Rodríguez.

El director de la Primera Compañía “Gabriela Mistral”, Sergio Leiva, hizo entrega de un galvano de reconocimiento y de la reseña de José Nabor Araya Zepeda, a la hija menor del mártir: Elcira Araya Pinto.

Otras reseñas del mártir fueron entregadas al Comandante Diógenes Rojas y al dueño del predio agrícola Cristian Cifuentes. Acto seguido, el director de la Primera Compañía agradeció el apoyo recibido en la organización de esta ceremonia; y a su vez el Comandante Diógenes Rojas, procedió al giro de formación y al retiro de la banda de guerra y de los voluntarios presentes. Finalmente, todos los asistentes al evento compartieron un pequeño ágape.

Cabe mencionar que este homenaje al mártir José Nabor Araya Zepeda, además, forma parte de los actos conmemorativos del septuagésimo cuarto (74º) aniversario de la creación de la Primera Compañía “Gabriela Mistral”, fundada el 13 de junio de 1948.

El lunes 13, a las 20:30 horas, se efectuará una reunión de honor en dependencias del cuartel del Cuerpo de Bomberos de Vicuña; y el sábado 18 se desarrollará una cena de camaradería entre todos los oficiales y voluntarios de la Primera Compañía, con invitados especiales.

 Biografía del mártir

José Nabor Araya Zepeda, el primer mártir del Cuerpo de Bomberos de Vicuña, nació en Hurtado el 2 de diciembre de 1914 y siendo niño se trasladó junto sus padres y hermanos a la ciudad de Vicuña, teniendo su domicilio en calle Freire, casi esquina calle Yungay, y cursando sus estudios en esta ciudad elquina.

A la edad de 24 años, el 9 de septiembre de 1938, contrajo nupcias con Blanca Elcira Pinto Contreras, joven vicuñense de hermoso aspecto, con quien tuvo nueve hijos: Edmundo del Carmen, Luis Alberto, Rosa Idalia, Fidelia del Carmen, José Hilarión, Norma Mireya, Wilson Gerónimo, Héctor Arnoldo y Elcira del Rosario Araya Pinto. Esta última tenía tan sólo seis días de vida cuando perdió a su padre. José Nabor, además, en aquellos años era trabajador de la Municipalidad de Vicuña, siendo un destacado funcionario.

El 10 de junio de 1948 ingresó a la Primera Compañía “Gabriela Mistral” del Cuerpo de Bomberos de Vicuña, destacándose por su alto espíritu de servicio, alegría y compañerismo. Cinco años después de su ingreso, el 10 de junio de 1953 y cuando contaba con 38 años de edad, José Nabor Araya Zepeda, junto a otros voluntarios, acudió al incendio declarado en la destilería y bodegas del Fundo Monte Fraile, de propiedad de Roberto Rodríguez, ubicado a un costado de la plaza de Montegrande, Comuna de Paihuano.

La alarma pública del incendio se dio a las 01:15 horas de una fría madrugada otoñal en que los voluntarios acudieron de inmediato para recorrer luego un largo y oscuro trayecto hasta Montegrande, que duró casi horas debido al mal estado del camino en esa época. Luego de varias horas de ardua labor, se logró controlar el fuego en gran parte de las instalaciones, pero en forma sorpresiva se derrumbó el techo y las paredes del recinto y viendo José Nabor que estaba en peligro su hijo mayor, Edmundo del Carmen, un adolescente que era auxiliar de la Primera Compañia, corrió a protegerlo con su cuerpo, cayendo parte de la estructura sobre ambos.

El rescate de padre e hijo fue otra ardua labor que duró largos minutos y que reveló un trágico desenlace: José Nabor estaba sin vida, tendido boca abajo, con parte de la pared y las puntas de las vigas sobre su espalda; bajo él estaba su hijo con graves heridas. Fue evidente que José Nabor protegió a su hijo con su propia vida, convirtiéndose en un héroe y en el primer mártir del Cuerpo de Bomberos de Vicuña. Edmundo Araya, su hijo,  fue atendido minutos más tarde por el Practicante de la Posta de Pisco Elqui. El cuerpo sin vida de José Nabor, fue trasladado a Vicuña, siendo recibido por toda una comunidad consternada.

Esa misma mañana de la tragedia, el Directorio General del Cuerpo de Bomberos de Vicuña, acuerdó lo siguiente: “Un duelo de treinta días, suspendiendo toda actividad bomberil; hacer llegar las condolencias a la familia del voluntario fallecido; declarar Mártir de la Institución a José Nabor Araya Zepeda; comunicar estos acuerdos a las autoridades y Cuerpos de Bomberos de la Provincia; hacerse cargo de los funerales del Mártir; realizar el traslado de los restos mortales desde la morgue del Hospital de Vicuña hasta la capilla ardiente del Cuartel de Bomberos; y despedir los restos mortales del Mártir, con los honores correspondientes en el cementerio local a la hora y fecha señalada”.

José Nabor Araya Zepeda, cuyos restos mortales descansan en el Mausoleo de Bomberos en el Cementerio Municipal de Vicuña, pasó a la posteridad con gloria y honor como el Primer Mártir del Cuerpo de Bomberos de Vicuña y como el segundo Mártir de Bomberos de la Provincia de Coquimbo. Su ejemplar amor y entrega por su familia, al Cuerpo de Bomberos y a la comunidad de Vicuña, aún se recuerda y se honra cada año, dejando un valioso y perdurable legado de valentía y compromiso con el deber de servir a los demás.

Seguir leyendo
Comentarios
banner UCN Whatsapp Diarios Comunales
OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

Twitter

Lo más leído