Connect with us

Comunales

Carta al Director: Sátrapa, salud pública y privada   

Publicado

el

Persona que gobierna despótica y arbitrariamente y que hace ostentación de su poder. (Real Academia de la Lengua).

El lucro es bueno, muy bueno. Y también es malo, muy malo. Cuando se lo practica sin ética, con codicia, egoísmo, maldad y pasa a ser robo. Desconozco en otros albores; sólo sé que en nuestro país se lo practica despiadadamente. Y me voy a referir a un área muy sensible en cualquier sociedad: la salud pública y privada.

Hablando de salud publica, que podemos decir. Cierto que hay buenos profesionales en lo científico y en lo humano. También es muy cierto que ellos no tienen el tiempo para poder brindar una atención adecuada. Los protocolos mandan. Los enfermos son nadie. Ante el ser humano enfermo, solo atinan a llenar cuantiosos papeles y pedir exámenes. Total 5 minutos. No olvidemos que el enfermo tuvo que pedir hora para esta cita profesional. Y con mucha suerte luego de varios meses, fue citado. Un poco mejor le va si tiene que hacerse exámenes de sangre u orina. Se lo entregarán en una semana. En algunos casos mucho más. Tienen que enviarlo a Santiago, para realizarlos. No digamos si tuvieran que hacerle un examen imagenologico. Puff, ahí sí que pueden pasar muchos meses.

Supongamos que el enfermo logró reunirse con todos sus estudios (examenes). Ahora, a pedir hora nuevamente con el profesional. Luego de un tiempo será atendido y en 5 minutos le emitirá recetas y seguirá llenando papeles. Que el Auge, que el Some, que la Farmacia, que la ficha, etc. Con suerte si todo resulta hay que ir a la farmacia del hospital donde se entiende que están los remedios por el profesional prescriptos. Luego de varias horas de espera, entre 2 a 3 horas, le dicen que están agotados. Sólo le pueden entregar el paracetamol; y que tiene que esperar que lleguen nuevamente los remedios. Puede ser mañana, o pasado o el mes que viene. No solo estas enfermo, sino que te sientes manoseado y sin posibilidad de alegar. Soy pobre; ¿qué voy hacer?

En general los funcionarios hacen un esfuerzo en tratar con su mayor empatía a los enfermos en estas circunstancias. Ahora bien, hay profesionales que no  están ni ahí. Sólo prepotencia, altanería y desprecio por el enfermo. Hay un refrán que dice que son como Dios. No, no es cierto. Dios es amor y estos profesionales son malos; están preocupados de su lucro. Sino, sólo con ver a los anestesiologos. Ellos son una mafia organizada en empresas y venden sus servicios a los hospitales públicos. No existen anestesiólogos de planta. Días pasados una persona conocida me comentaba que luego de pasar meses, de ir y venir, exámenes, consultas, remedios y más consultas y más remedios, decidieron que tenían que realizarle una intervención quirúrgica. Tenía su fecha, llego a la hora citada, la prepararon, durmió, enemas, depilaciones, etc, etc. Llegó la hora de ir al pabellón. Oh sorpresa, no estaba el anestesiólogo: había tenido que irse a participar de otra operación en una clínica privada. Y esta buena dama para la casa y a empezar todo de nuevo. Ese mismo profesional en la salud privada, jamás haría eso porque presume que son enfermos de otro nivel social.

Una experiencia personal: Acompañando a un pariente enfermo al hospital público, le pasé la mano al profesional y me dijo que él no daba la mano a nadie porque podía contagiarse de no sé cuántas cosas. Resulta que ese mismo profesional había atendido en forma excepcional, en una clínica privada, a mi señora y nos recibió de besos y de mano. Creo que está claro que son clasistas. Este mismo profesional atendió a mi señora en cuatro oportunidades en forma privada y  jamás emitió una boleta de honorarios.

En una oportunidad me tocó operarme de vesícula en una clínica privada, de la cual tengo los mejores comentarios que hacer, no asi de la profesional anestesióloga que solo cobraba cash, no Isapre, ni Seguro. La mafia funciona. He escuchado a un anestesiólogo decir que la salud era muy buen negocio, que se lucraba excelente y gracias a Dios estaba muy satisfecho. De qué dios hablará. No sé, ni lo voy a cuestionar. Creo que se refería al dios lucro. Profitan de la salud pública con muy buenos ingresos. Atienden con desprecio, arrogancia e intolerancia. Y se humillan en la salud privada.

 

Seguir leyendo
Comentarios

Lo más leído